Final Fantasy VII… 22 años después

Todos los que me conocen saben de mi pasión por los JRPG, género al que más tiempo le he dedicado. Pero de todos los grandes títulos que he tenido la oportunidad de jugar, los de Square Soft son los que más me han llenado. Por una cosa o por otra, uno de los más destacados, Final Fantasy VII, siempre se me ha resistido y hasta ahora, 22 años después de su publicación, no lo he podido jugar al completo. ¿Será la experiencia la misma que cuando se publicó? Vamos a analizarlo. He intentado no hacer spoilers, así que si eres de los pocos que no lo han jugado, puedes leer el artículo sin miedo.

Imagen relacionada

Para entender el “boom” de este título tenemos que situarnos en su contexto histórico. Final Fantasy VII, a pesar de ser el séptimo título de la saga, fue el primero en llegar en Europa, y lo hizo con gran expectación. Es verdad que hasta entonces habíamos disfrutado de otros grandes JRPG en el viejo continente, especialmente a través de Super Nintendo, pero este juego era distinto. Era la primera gran aventura que llegaba a Playstation, una consola que había hecho muchísimo por la popularización de los videojuegos domésticos, al menos en España. Ya no se hablaba de “consolas”, “videojuegos” o “maquinitas”… Lo que todo el mundo quería tener el casa era “La Pley”. Y el Final Fantasy VII llegaba a “la pley”, con nada más y nada menos que 3 discos, y una campaña de marketing inusual.

Resultado de imagen de ps one

Pero no solo por su tamaño o por la consola a la que llegaba hicieron grande al Final Fantasy VII. Veníamos de aventuras en 2D con vista cenital habitualmente, y pasábamos a un entorno 3D con espectaculares cinemáticas más propias de una película que de un juego. Una nueva forma de narrarnos la historia que dejó boquiabiertos a todos los aficionados. Además, en una época en la que no existía “internet”, los rumores sobre trucos, zonas ocultas, items maravillosos, no paraban de correr como la pólvora entre todos los amigos que en esos momentos jugaban al juego de Square Soft. Porque su magnitud invitada a dedicarles horas y horas, mucho más de lo que un jugador de la época estaba acostumbrado, y había mucho por explorar, lo que facilitaba la existencia de leyendas urbanas sobre su desarrollo y secretos.

Resultado de imagen de final fantasy vii 3 disc

Sea por lo que fuere, se dieron todos los ingredientes para que Final Fantasy VII arrasara en ventas. Su historia ha quedado grabada a fuego entre todos los que lo han terminado. No eran habituales esos giros argumentales, su largo desarrollo (mínimo entre 35/40 horas si se ha disfrutado como se debe), y la enorme cantidad de personajes que tendremos a nuestra disposición, cada uno de ellos con su historia y sus motivaciones.

Aparentemente todo hasta ahora es bueno. ¿A día de hoy es tan bueno? Pues la verdad es que es como volver a ver aquella serie o película con la que estabas obsesionado cuando eras pequeño, que en tu recuerdo era maravillosa, pero cuando la vuelves a ver al ser un adulto hay cosas que prácticamente te avergüenzan. Y es que, como la gran mayoría de los primeros juegos poligonales con entornos en 3D, Final Fantasy VII ha envejecido fatal visualmente. Yo lo he jugado en PS Vita, que es una emulación que ofrece Sony del original de PS One a través de su tienda virtual. Los mazacotes poligonales que forman a los personajes, unos fondos prerenderizados en los que muchas veces no sabemos ni por dónde tenemos que movernos, controles algo toscos… todo esto hacen que la experiencia, sobre todo al principio, se haga “poco atractiva”. Porque encima empezamos la historia en Midgar, una zona del juego que visualmente no es nada bonita, que presenta lugares decadentes y nos plantea un mundo postapocalíptico que contrastan con los unviersos coloridos y bellos en los que se suelen desarrollar los JRPG. Conozco a varios jugones que han reconocido que han querido volver a rejugar FFVII y no han sido capaces de salir de Midgar, la que se supone que es la zona de aprendizaje y que no debe llevarnos más de 6-8 horas.

Resultado de imagen de final fantasy vii midgar

Yo tengo que reconocer que a mi me ha costado mucho, muchísimo, hacerme con el juego. Al principio no era capaz de dedicarme más de 30-45 minutos seguidos. En el momento en el que encontraba un “punto de guardado” salvaba la partida y apagaba mi PS Vita. Hasta que no llevaba unas 15-20 horas no empecé a disfrutar de verdad de FFVII. Y no sólo disfrutar, sino que he quedado atrapado y no me he podido resistir a explorar ese enorme mapeado y a rebuscar secretos ocultos en vez de dedicarme sólo a la trama principal. Pero antes, estuve hasta en dos ocasiones a punto de tirar la toalla.

Resultado de imagen de final fantasy vii battle

Y es que FFVII tiene un problemón narrativo que quizás antes funcionase pero que a día de hoy le lastra. Con todo lo denso que es su argumento, la historia de sus personajes, y su enorme mundo, del que podemos encontrar cientos de webs que desarrollan todo este contenido, resulta que te sueltan al principio de un atentado, sin saber quién eres, ni por qué lo haces. No te enteras absolutamente de nada. Y para colmo, la traducción española es un absoluto desastre. Cuando me he informado he descubierto el por qué (problemas técnicos, un juego que de base no estaba preparado para ser traducido a otros idiomas, etc), pero sea por lo que fuere, es todo un despropósito de faltas de ortografía y frases absurdas que no ayudan a que la experiencia sea lo que debería ser. Hasta que no sales de Midgar y empiezas a “farmear” no se disfruta de verdad de este juego. Pero es muy triste que, durante las primeras 20 horas, lo único divertido sea combatir con enemigos “random” cuando en la mayoría de JRPG suele ser la parte más tediosa.

Resultado de imagen de final fantasy vii map

Si bien la primera parte del juego, prácticamente el primer CD, se hace bastante pesado, el resto es una delicia. Cuando tienes libertad absoluta para moverte por el mapa y explorar a tu antojo y por fin te enteras de qué va Final Fantasy VII, se transforma en el gran juego que es. Pero claro, a día de hoy, con todo el contenido que tenemos a mano a base de juegos económicos, gratuitos, demos… ¿quién le da una oportunidad de más de 15 horas a un juego si no se lo está pasando bien, que es de lo que se trata? Pero hasta visualmente cambia para bien en la segunda parte. Las zonas que visitamos son más bonitas, la historia se vuelve más intensa, y las cinemáticas, perfectamente integradas con el motor del juego, son espectaculares. No hay respiro hasta terminar el tercer CD.

Resultado de imagen de final fantasy vii field

Los combates de FFVII son otro de sus grandes atractivos. Sus controles son los clásicos que podemos encontrar en otros juegos, pero la gran cantidad de magias, invocaciones y estados hacen que su desarrollo sea muy táctico, con enfrentamientos cada vez más exigentes que no se van a limitar a golpear al rival sino que te obligan a analizar fríamente a tus enemigos para descubrir sus puntos débiles y como debes desplegar tus ataques y defensas. A mi en este aspecto me ha encantado y es un gran referente en el género.

Resultado de imagen de final fantasy vii magic

En cuanto a las melodías, me han dejado un poco frío. Si bien no hay ninguna música que se haga pesada, es verdad que no tiene ni una sólo que destaque. No he terminado tarareando ninguna de ellas mientras trabajaba o hacía la compra, y eso es malo. Porque a mi que se me suelen pegar muchas, si en un JRPG no se me ha metido ninguna en la cabeza es que algo falla. Ahora mismo soy capaz de acordarme de cabeza de varias de Chrono Trigger o del mismo FFVI de SNES, pero no ocurre con las de FFVII. El otro apartado del juego, el de los FX, cumplen sin más. La mayoría son rescatados de anteriores versiones de 16 bits.

Por último, comentar que en la versión de PS Vita que he jugado, al ser emulada de PS One, no era al 100% perfecta y me ocurría algunas veces, justo después de un combate, que se me “corrompía” la partida, y los textos se transformaban en bloques de colores además de algunos elementos del escenario, lo que lo volvían totalmente injugable, obligándome a resetear la consola y perder todo lo avanzado. Pero con todo, lo he disfrutado (y sigo disfrutando) muchísimo. Ahora mismo me apetece seguir explorando ese mapa y continuar buscando algunos secretos que me he dejado atrás. Por todo lo que os he comentado puedo decir que FFVII es un gran ejemplo de que no podemos juzgar un libro por su portada, o en este caso, un juego por sus primeras horas. Hay que darle la oportunidad de verdad para poder valorarlo como se merece. Si yo hubiera tirado la toalla a las 10 horas, os diría que es un título casi mediocre, cuando realmente es un juegazo que, si no hubiera envejecido tal mal gráficamente, sería atemporal.

Resultado de imagen de final fantasy vii ost

En nuestro Podcast de Players Podcast encontrarás muchos más detalles además de más temas.

Ir a descargar


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s