Space Invaders

Space Invaders supuso un golpe en la mesa por parte del mercado japones que hizo que los americanos, y sobre todo Atari, tuvieran que mirar lo que se estaba cociendo en este, dándose cuenta de que Japón y los videojuegos, eran un binomio que había que tomar muy en serio.

La primera máquina salió en Japón en 1978, mientras que en Estados Unidos primero fue distribuida por Taito, y poco después, fue Midway quien se encargo de su distribución por todo el país. Aquí en España fue una de las primeras recreativas en llegar y su fama fue tanta que se le conoció con el popular nombre de “matamarcianos“.

El diseñador del juego, Toshihiro Nishikado, quería un juego parecido a Breakout, en el que hubiera que limpiar la pantalla para pasar a la siguiente fase. El diseño del juego era bastante original, ya que hasta aquel momento los juegos se habían centrado más en juegos con una temática espacial, y sobre todo de carreras, con algunas excepciones como Gun fight, creado por la propia Taito en 1975. Según palabras de Toshihiro la idea le vino a la cabeza tras la visualización de un reportaje sobre la película La Guerra de las Galaxias.

Además de diseñar el juego, Toshihiro tuvo que construir el hardware necesario. La máquina usaba una placa base Taito 8080 y fue una de las primeras máquinas que usó un chip para acelerar los gráficos: Fujitsu MB14241.

Space Invaders proponía algo diferente, y sin duda, se convirtió en el juego más adictivo de los que podíamos jugar hasta entonces. Nuestro movimiento estaba restringido horizontalmente en la parte inferior de la pantalla, donde controlábamos una nave con la capacidad de disparar proyectiles. Luchábamos contra 55 naves dispuestas en cinco filas alineadas perfectamente que nos disparaban mientras se movían al unísono hacia un lateral de la pantalla avanzando al ritmo de una musiquita compuesta por cuatro tonos. Al llegar al extremo de la pantalla las filas bajaban una posición y, de vez en cuando, aparecía un ovni que recorría la parte superior de la pantalla de izquierda a derecha y que nos daba una puntuación aleatoria si lográbamos acabar con él. El final del juego llegaba cuando nos mataban las tres vidas de que disponíamos o los invasores llegaban a nuestra base.

Según vamos matando a los invasores, su velocidad va incrementando, haciendo que llegar a la fase 5, sea algo bastante complicado. Es un clásico el quedarte en pantalla contra un solo invasor, que va rapidísimo de lado a lado de la pantalla viendo como fallas tiro tras tiro y te va ganando terreno, algo que unido a la música del juego, crea una atmósfera de angustia creciente en todo momento.

Otra de las innovaciones que trajo este juego fue la introducción del ranking de ganadores y el concepto de cobertura, más aún, de cobertura destruible: cuatro búnkeres tras los que nos protegemos y que se van rompiendo tanto por los disparos de los invasores como por los nuestros propios.

De nuevo, la fórmula clásica de la adicción es lo que hace grande a este título, hasta niveles que prácticamente nadie puede comprender. Esta fórmula es muy simple, y consiste en conseguir crear ese sentimiento de que has perdido una vida porque tu lo has hecho mal. De esta forma, nos encontraremos intentando superar una y otra vez esa pantalla con los invasores prácticamente tocando los bunkers.

El juego también nos da la oportunidad de jugar en modo de dos jugadores alternativos. esto es, primero juega uno hasta donde llegue, y cuando pierde una vida, el segundo jugador empieza a jugar su partida desde el principio, hasta que pierda otra vida, y así hasta que ambos se quedan sin vidas.

Space Invaders reinó durante años en los salones recreativos y bares de todo tipo luchando incesantemente contra la invasión extraterrestre . Un juego absolutamente espectacular, que quizás no se recuerde tanto como el Pong o el Pac Man, pero que sin duda, fue el responsable de empezar todo esto, y el primer gran título de la industria de los videojuegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s