El Significado de las palabras “Exclusivo” o “Vende-Consolas”

Los que hayan entrado leyendo el titular, seguro que alguno lo ha hecho para poder rebatir después mis palabras y despotricar sobre ellas, pero los que me conocen estarán ahora mismo algo sorprendidos y con el ceño fruncido esperando a que muestre mi lado, lo que denominamos hoy día, “más troll”.

Bandos radicales, Nintenderos, Peceros, Sonyers, Xboxers o como se llamen, todos defienden a regañadientes la máquina que eligieron como si fuera la única opción, de hecho si otros eligen otra, te intentarán decir que estás equivocado, y si te atreves a preguntarles un ¿por qué?, es simple, no has elegido la misma que ellos.
No voy a decir que yo no haya sido así en algún momento, incluso todos seguramente alguna vez hemos pecado o caído en las malas praxis del sistema, hasta que un día te cansas, miras a otro lado y es donde quizás te vas dando cuenta de lo estúpido e ignorante que habías sido.
Como no quiero hacer un análisis de todo esto, simplemente os cuento parte de mi experiencia como ejemplo personal.

En la actual generación que parece que va muriendo entre rumores constantes y forzada por esa rueda consumista llamada capitalismo, porque falta de cambio de generación no nos hace más falta que al que juega en un PC con una gráfica 1070 y la cambia para irse a una 2080, pero eso lo trataremos otro día. Aunque ha día de hoy muchos hemos optado por tener más de una plataforma, en mi caso y no es por alardear, pero poseo las cuatro, aunque siempre hay una primera que elegir. Tras mucho analizar el mercado y tomar la decisión de qué consola elegir ya que tardé como un año en decantarme por una de las consolas existentes desde su lanzamiento, eligiendo al final Xbox One.
Venía de una Xbox 360, también tenía Playstation 3, pero me había gustado lo que había hecho Microsoft con su anterior consola y quise seguir apostando por ella.
Contento con mi nueva Xbox One (Fat), pero para mi sorpresa la realidad con esta videoconsola era muy diferente por parte de la comunidad del videojuego. Había muchísimo odio contra la consola de Microsoft y sus usuarios, pero no sólo por parte de la comunidad, sino que los medios hacían lo mismo con sus titulares “Clickbait” y sobre todo hacían comparaciones injustas no midiendo con la misma vara que a la competencia, esto en vez de enfadarme lo que hacía era reforzar mucho más mi apuesta por la máquina, al contrastar constantemente la información y ver que muchas de las cosas que se decían, eran totalmente falsas.

Los Juegos Exclusivos son los que fortalecen a la plataforma

La verdad que ambas plataformas iban muy parejas en un principio en lanzamientos de juegos exclusivos, ya que tanto Sony como Microsoft tardaron un par de años en empezar a destacar sus títulos de más referencia en su exclusivo catálogo.


Ryse: Son of Rome fue uno de los primeros títulos que salieron para Xbox en exclusiva, tiempo después también en Steam “PC”, una nueva y multimillonaria IP desarrollada por Crytek, que ha sido una pena que Microsoft, a pesar de las peticiones por los fans, la haya desechado como nueva franquicia para la marca. Gráficos espectaculares, unos modos de juegos interesantes y aunque no era un juego sobresaliente, incluso se podría decir por algunos aspectos que tampoco notable, pero era un buen juego de referencia.

Por otro lado y aunque los juegos de conducción no entran dentro de mi género personal, pero el imbatible Forza Motorsport y Forza Horizon, con sus respectivas numeraciones, dos referentes para los amantes y fans de esta saga de conducción, también se hicieron un hueco entre los exclusivos de Xbox.
Gears of War 4, esperadísimo título de una saga de referencia en la consola de la X. Un gran título que a pesar de su espectacular apartado visual, la integración de una interesante historia y nuevos personajes, le faltó el alma que caracterizaba la saga, quedando un buen juego pero no el que reclamaban los fans. Lo mismo le pasó al último título de la saga del Jefe Maestro, otro referente, por no decir símbolo de la marca Xbox, Halo 5 Guardians, un juego que se quedó en un quiero y no puedo, donde sus ventas no destacaron en un principio a pesar de que muchos medios le dieron muy buenas críticas.

Otras apuestas totalmente fallidas, como el carísimo Quantum Break, el “videojuego-experimento” de Remedy Studios, donde el mezclar series y jugar no cuajaron para todos por igual, además de las malas políticas por parte de Microsoft, de no querer localizar los juegos al castellano, en España le hizo bastante mella al título.

XBOX GAME PASS y la Retrocompatibilidad, Bendita y Necesaria Cortina de Humo

Como vemos los juegos de Xbox parecen no resaltar realmente en nada, y siento mucho que otros usuarios amantes de la consola al igual que lo soy yo, teniendo no una, sino dos Xbox, una One Fat y una One X, pero tenemos que ser realistas, y es que Microsoft con su Xbox no da con la fórmula de hacer juegos de referencia. Sus juegos carecen de interés, no tienen esa esencia que sí consiguió con Xbox 360. Sus juegos no definen a la máquina, no hacen que te quieras comprar una Xbox One en cualquiera de sus versiones.
Quizás por ello Microsoft cambió sus políticas, y como bien dice el dicho, “No hay mal que por bien no venga” al menos eso pensamos los usuarios con las siguientes noticias por parte de la marca. Primero la bendita retrocompatibilidad, llevando todos los juegos de sus anteriores consolas al catálogo actual, para que pudieras aprovechar tus viejos juegos y así muchos dieran el salto a Xbox One sin perder nada y luego sacando el servicio que aunque no era algo nuevo, pero sí modificado lo bastante para revolucionar la industria, el conocido Xbox Game Pass, ofreciendo todos sus juegos exclusivos y próximos lanzamientos para los usuarios suscritos al servicio. También no olvidemos el lanzar todos los juegos exclusivos en PC, además del servicio Xbox Game Pass en un modelo algo más recortado.


En este servicio vimos como desde el primer día se estrenaba Sea Of Thieves, título que le vino muy bien este formato, ya que el lanzamiento del título nos ofrecía un juego casi en forma de demo, con escasísimo contenido, muy divertido eso sí, pero la falta de contenido hizo que mucha gente abandonara el juego al poco tiempo de su salida. State Of Decay 2, otro juego que parecía más una Beta que un juego acabado. En un completo inglés, ya que los subtítulos llegaron después, y vendiéndolo como casi un juego Indie, el juego estuvo bien y sigue a día de hoy trayendo nuevos contenidos, pero no lo hace un referente de la máquina. Y qué decir del más reciente y fallido Crackdown 3 que no sepamos. Posiblemente de los peores lanzamientos de un título con seis años de desarrollo detrás, una millonada gastada en él, y que no ha cumplido prácticamente nada de lo prometido.
Microsoft en XGP, también apostó por ir metiendo sus anteriores exclusivos en el servicio, creando una estrategia de marketing importante, ya que sustituía el juego exclusivo o referente, por un servicio que si te vende mucho mejor la consola y la hacía muy golosa. Ahora sí podías decir, me compro una videoconsola Xbox One por el Xbox Game Pass.

Sony Playstation 4 y Su Política de Exclusivos

Playstation 4 Pro fue la consola que elegí al poco tiempo de su salida, sobre todo porque no me quería perder juegos como el Horizon Zero Dawn. El primer juego que jugué en esta consola no fue precisamente un exclusivo de PS4, sino un exclusivo Remasterizado de Playstation 3,
The Last of Us Remastered. Esta práctica que tenía Sony de remasterizar sus viejos títulos y sagas conocidas de PS3, yo también la critique en su momento, ya que aprovechaba sus títulos y sagas más conocidas, les daba un lavado de cara y los volvía a vender a precio de estreno en la nueva consola de la franquicia. Microsoft para esto dio un buen puñetazo en la mesa gracias a la “Retrocompatibilidad” demostrando que el usuario podía volver a aprovechar sus viejos juegos incluso mejorandolos muchos de ellos para el sistema XOX subiendo las resoluciones y texturas a 4K como el primer Red Dead Redemption, Crackdown o Gears of War 3.
La excusa de Sony para este tipo de prácticas, era “que se basaba en estudios de mercado que decían que Playstation 4 la había comprado mucha gente que no había comprado Playstation 3” y por ello Sony remasterizaba sus sagas más valoradas.

THE LAST OF US – PS4 PRO

The last of US no tuve la oportunidad de jugarlo en Playstation 3 porque la consola se me averió poco antes de la salida del título, por lo que mis quejas sobre los remasters, al final terminaron siendo mi propia demagogia, ya que me beneficiaron de poder disfrutar en todo su esplendor como Remaster en mi nueva y flamante Playstation 4 Pro, viendo el juego en 4K, disputas aparte y HDR.
Con este primer título volvió a mí esa sensación que se tiene cuando se juega a un buen juego, a algo que destaca por encima del resto y que vuelves a entender el significado de la palabra “vendeconsolas”, pero claro, es un juego de Playstation 3, ¿donde están los juegos de Playstation 4?

Leé aquí el análisis de The Last of Us



Horizon Zero Dawn llegó justamente el mismo día de su estreno a mi consola. Las sensaciones que resurgieron en mí con el exclusivo y espectacular título de Sony en sus primeros inicios del juego, hacía mucho que no las sentía.
Esos primeros instantes manejando a una Aloy de niña, como pasamos de un mundo salvaje y lleno de flora a un subterráneo que parece llevarte a un planeta abandonado donde nos adentramos dentro de una especie de base tecnológica, espectacular la ambientación, espectacular la fluidez de los movimientos, la paleta de colores, los diseños tan cuidados de cada animal mecánico que nos encontrábamos, al cuál más complejo y hermoso a la vez, la hermosa banda sonora y el espectacular trabajo con la localización del juego al castellano, con actores famosos del mundo del doblaje como la actriz Michelle Jenner.


Horizon Zero Dawn fue el primer título que puse de Playstation 4 y ya sentía que había merecido la pena la compra de la consola. Muchos dirán, “claro, llevaba como dos años en el mercado la máquina, es lógico que ahora disfrutaras del buen momento de esta”, pero si esto lo llevábamos a Xbox, comparativas a parte, pero con el mismo tiempo, incluso me atrevería a decir, sabiendo que mis palabras van a repercutir según cómo las tomes, que incluso actualmente a punto de acabar la generación, no hay un sólo juego que te haga comprar la máquina, con la salvedad del servicio Xbox Game Pass, que la hacen muy merecedora de ello. Y ahora, si quieres seguir leyendo tras esto, es que eres sabio y quieres saber a dónde quiero llegar.

El siguiente título que jugué fue el polémico The Last Guardian, un juego que recordemos que iba a ser lanzado en la anterior playstation 3, pero que tras la friolera de 10 años de desarrollo, terminó saliendo incluso algunos años después en Playstation 4. Es cierto que muchos esperaban más del título, y que no es perfecto, pero hablamos de Fumito Ueda, sus juegos son incomprendidas obras maestras que las va forjando el tiempo, ICO, Shadows of the colossus, etc.. The Last Guardian tiene la misma personalidad, Como bien digo, hay que conocer la obra de Fumito Ueda para entender sus juegos, juegos que desprenden belleza y no particularmente por sus gráficos, más bien por la puesta en escena, la forma en la que te cuentan una historia sin apenas diálogo, como sabe sumergir al jugador como pocos juegos hacen, haciendo que la fusión de videojuego y jugador sea de una complicidad espectacular.

Aquí puedes leer el análisis de The Last Guardian

Pero por supuesto no todos los exclusivos de Playstation 4 son obras maestras, también ha pasado por mi consola Uncharted 4, que si lo tengo que comparar con algún juego de Xbox, para mí sería como el Gears of War 4, lo sé, no estamos hablando de mismas mecánicas, ni argumento que se le parezca, pero es cierto que el cambio en la dirección de Amy Henning, directora y guionista de la saga Uncharted, se hizo notar en el último título de las aventuras de Drake y el giro que se le ha dado a esta saga no le hace destacar frente a sus predecesores.

Spider-Man es otro juego exclusivo que lo he pasado genial con él, pero tampoco es el juego que te hace comprar una consola, aún así, es un exclusivo que para un fan del personaje está a la altura. De hecho hay momentos que te hacen pensar que estamos ante el mejor Spider-Man no sólo de un videojuego, también del cine.

Hay muchos juegos más que me he ido dejando, pero como vemos el catálogo de la consola a lo largo de estos años ha cogido especial fuerza y el tiempo parece que ese lugar de predominar en el mercado que cogió casi desde el principio y no precisamente por merecerlo, pero el tiempo parece que le ha dado la razón y con la mochila de juegos a sus espaldas de grandes obras, casi es la merecedora del título ganador de la generación, porque nos ha brindado grandes momentos con sus grandes obras.

Y llegó God Of War

No, no me había olvidado de este, pero para mí es el que hace ya perfecto el ciclo.
God of War, llegamos al grande, al espectacular GOD OF WAR, el The Last of Us de PS4 en esta generación. Aún se me pone el vello de punta recordando ese primer momento desde el menú de inicio con un perfecto definido y Kratos, pulsar el botón de “comenzar” y ponerse la secuencia en espera a que pulsara algún botón en el mando, porque el juego ya había arrancado. “Os dejo mi análisis en el Blog de los compañeros The Past is Now”.

“God of War es un videojuego que es capaz de hacer que te cueste 370€, porque te vende la consola para poderlo jugar”, porque este juego es el que hace que la palabra Exclusivo tenga sentido a estas alturas de cambio que estamos viviendo en el mundo de los videojuegos.

Y ahora tú amigo o amiga lector o lectora te estarás preguntando, ¿a dónde quiero llegar?.

En esta generación que actualmente estamos viviendo y que parece que pronto nos dirá adiós, todos deberíamos de haber aprendido algo. En primer lugar que no podemos ser tan radicales, y pensar que lo que hemos elegido es lo correcto, quizás es lo correcto en ese mismo instante, para ese momento de tu vida. En mi caso, elegir Xbox One fue lo correcto y a día de hoy sigue siendo mi consola principal, donde compro todos los juegos “Third Parties”, donde pago gustosamente mi servicio de Gold y Xbox Game Pass, donde he vuelto a rejugar mi viejo catálogo de Xbox y Xbox 360, gracias a la retrocompatibilidad y donde juego con los amigos Online.
Pero la adquisición de Playstation 4, en mi caso su versión Pro, ha hecho que vuelva la ilusión por el juego de un sólo jugador, el juego profundo, con su historia, su campaña en solitario. Ha hecho que compre una consola de 400€ en su momento, por jugar unos pocos videojuegos, porque fuera de los exclusivos no la uso para nada más.

Otra cosa que he aprendido, que la palabra “Exclusivo” no se la pueden atribuir sólo a lo que es el videojuego, ya que Xbox ha demostrado que mucha gente se está comprando la consola por sus “servicios exclusivos”, esto nos enseña otra forma de vender la máquina, al igual que Nintendo, tema a parte de sus grandes juegos exclusivos, pero para muchos usuarios se ha convertido en la consola de los Indies y su portabilidad, algo que también la hace un producto “Exclusivo”.

Así que para la venidera generación, no influyas en lo que los demás quieran comprar, no elijas por ellos, elige por tí. Y valora cada título o cada acción que se hagan en los videojuegos, porque no hay bandos, no hay barreras, sólo las que tu te impongas y esto hará que no disfrutes de lo maravilloso que nos da la industria de los videojuegos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s